top of page

Primeros pasos para hablar de diversidad

Tener dudas o inquietudes sobre la identidad y sus derivados no es algo malo, es normal no entender la diferencia entre sexualidad y género, o confundirse. Pero es importante resolver esas dudas tanto para hablar con propiedad, cómo para no ofender a quienes tienen experiencias de vida diversas.


En esta nota indagaremos conceptos básicos para saber a qué nos referimos cuando hablamos de género, sexo, sexualidad y expresión de género.



El género como construcción social


Desde nuestro nacimiento, nuestro cuerpo viene con unas determinadas características biológicas (determinados genitales, hormonas, cromosomas y gónadas). A partir de esas cualidades, la medicina asigna un género binario: hombre o mujer. En base a esta asignación, nuestra sociedad y entorno asumen nuestros gustos, roles y capacidades, generando así los estereotipos de género (por ejemplo, rosa-muñeca si es nena, celeste-pelota si es nene).


El hecho de que la construcción del género para la sociedad esté fuertemente relacionada con lo biológico, se debe a una necesidad de control y poder de un género sobre el otro.


Este poder juega un papel muy importante en la construcción del género, ya que implica imposiciones sociales, roles y construcciones culturales que se consideran naturalizadas y que se justifican con falsas creencias sobre lo biológico.


Que “los hombres son más fuertes que las mujeres”, que las mujeres tienen “instinto maternal”, que los niños “son mejores para las ingenierías y el fútbol” son solo algunos de los estereotipos y valores generalizados que se nos asignan desde la infancia.


Conceptos fundamentales y sus diferencias


Cuando escuchamos las palabras "sexo", "género" e "identidad" pueden surgir muchas preguntas. Es importante comprender su significado y cómo se relacionan, por eso, te invitamos a que hagas el ejercicio de plantear los conceptos como preguntas:


La identidad de género sería ¿quién soy? o ¿cómo me identifico?

La sexualidad u orientación sexual es ¿quién me gusta o atrae?

La expresión de género es ¿cómo me veo? o ¿cómo me muestro frente a otres?

Y el sexo es ¿cómo es mi cuerpo? ¿qué características físicas tengo?

Profundicemos un poquito más:


¿Cómo me identifico? La identidad de género es cómo me siento internamente. A diferencia del sexo que refiere a características meramente físicas y está relacionado a nuestra corporalidad.


Pero la identidad de género no es solo un sentimiento. Cada persona construye su género a partir de la información social y cultural que nos da nuestro entramado comunitario, pero también por el factor individual de cómo procesamos esas construcciones. Por lo tanto, la identidad de género es una construcción tanto social como subjetiva.

"Naciste en el cuerpo equivocado"


Las personas travestis-trans no nacimos en el cuerpo equivocado. Expresiones como esta son parte de una creencia cultural que interpreta un cuerpo “correcto” como aquél que tiene características endosexuales y cisgénero (características sexuales típicas binarias de lo masculino o femenino cis) y es una forma erronea que suelen tener las personas cisgénero para tratar de comprender o describir la experiencia de vida trans.


Es importante tener en cuenta que esta afirmación es simplista y no refleja la realidad de las personas trans. Si todavía te lo estás preguntando, una persona trans es alguien que no se identifica con el género que se le asignó al nacer (incluyendo a personas travestis, transgénero, transexuales y no binaries).


Cómo nos vestimos, los accesorios que usamos, nuestra apariencia, comportamiento, actitud o gestos son lo que conforman la expresión de género. Nuestra expresión constituye uno de los elementos de la identidad sexo-genérica, pero no es algo lineal. Una persona puede tener una expresión de género femenina sin identificarse como una mujer y pasa lo mismo con todas las identidades de género.


Es importante no dar por sentado que todas las personas que, a nuestro criterio personal, se ven femeninas o masculinas se identifican de esa forma.


Si no conocés a la persona, te recomendamos que le preguntes su pronombre personal.


La Identidad de Género: Más allá de la Orientación Sexual


Nuestro género y nuestro sexo no tiene relación ni define por quiénes nos sentimos atraídes sexual y romanticamente. El género y la orientación sexual no dependen la una de la otra.


Una persona trans puede ser heterosexual, lesbiana, bisexual, gay, pansexual o cualquier otra orientación no heteronormada. De la misma forma que hay personas cisgénero que le atraen personas de su mismo género, puede pasar con una persona trans y eso no cambia su identidad de género.


Todas estas características, desde nuestra identidad de género, sexo, orientación sexual y expresión de género conforman nuestra identidad sexo-genérica. Cada persona explora y construye su identidad de manera libre, a medida que nos vamos conociendo más en profundidad podemos elegir qué conceptos o palabras nos representan mejor. Pero no nos equivoquemos, la sexualidad y el género no son una elección.


Entender mejor estos conceptos nos ayuda a tener una comprensión más amplia y precisa de la diversidad humana, promover la aceptación, el respeto y la igualdad de todas las personas, disminuyendo los sesgos discriminatorios que tenemos incorporados inconscientemente.


Si querés conocer más sobre estos temas te invitamos a ver este video:



También podes realizar nuestros cursos gratuitos sobre inclusión travesti trans y no binarie en: campus.impactodigital.org/


¡Gracias por leer hasta acá!


Podés usar esta información en lo que necesites, sólo recordá citarnos.

Si tenés más dudas o te gustaría que hablemos de algún tema en específico podés escribirnos a nuestras redes sociales.


Si te gustó este contenido, podés ver más notas como esta en nuestra sección de Blog.



117 visualizaciones

Comments


bottom of page